Seleccionar página
La mayor parte de los productos de limpieza industriales contienen tensioactivos. Un tensioactivo es una sustancia que permite que dos líquidos que no se pueden mezclar (como el aceite y el agua), puedan mezclarse. Si intentamos limpiar la grasa con agua, no lo conseguiremos, sin embargo, si añadimos un tensioactivo al agua, éste permitirá que el agua se mezcle con la grasa para eliminarla.
Los tensioactivos son:

Humectantes: permiten al agua mojar mejor, ya que reducen la tensión superficial del agua.

Espumantes: hacen espuma. La espuma arrastra las impurezas, pero un producto que hace mucha espuma no limpia mejor que otro que no la hace. Somos víctimas de un buen marketing de los productos.

Emulsionante: permite mezclar el agua y el aceite. El resultado es una emulsión.

Detergente: las partículas de aceite quedan rodeadas por los tensioactivos, lo que nos permite eliminar la grasa.

El jabón es un tensioactivo natural. Por eso si mezclamos agua con jabón, la grasa se elimina mucho mejor que sólo con agua. Sin embargo, los tensiactivos sintéticos derivan del petróleo y tardan años y años en degradarse una vez que llegan al agua de los ríos.

Además de los tensioactivos, los productos de limpieza industriales contienen fosfatos que no son eliminados en las plantas de tratamiento de aguas y una vez llegan a nuestros ríos, favorecen la proliferación de algas. Estas algas consumen el oxígeno del agua, acabando así con la vida acuática.

Aquí tienes algunos consejos para utilizar productos naturales y biodegradables, en la limpieza diaria de la casa.

Vamos a empezar con los básicos:

1. 1/3 de vinagre + 2/3 de agua. He reutilizado un spray de otro producto y así lo tengo preparado y listo para usar. El vinagre elimina la cal, los malos olores y da brillo, así que es perfecto para limpiar los grifos de baños y cocinas, los cristales y los espejos. También lo podéis utilizar para mantener limpio vuestro WC, rociando este producto en la cuba del WC
2. Limpiador multiusos para baño y cocina (lavabo, WC, ducha, horno, placa, pila, etc):

 1 litro de agua caliente
 1 cucharada de carbonato de sodio
 1 cucharada de jabón negro

Preparación:

Mezclar los ingredientes en un litro de agua caliente. Yo preparo la mezcla cada vez que voy a limpiar porque es muy fácil, pero también podéis preparar más cantidad y reutilizar alguno de vuestros recipientes de plástico para guardarla.

3. Para limpiar cualquier tipo de suelo, sólo necesitas agua y jabón negro.
Si utilizáis jabón negro sólido, hay que disolverlo antes en agua caliente.

¿Te gustaría fabricar otros productos eco responsables? Échale un vistazo al artículo que te explica cómo fabricar tu detergente líquido para la lavadora y las pastillas del lavavajillas. También te puede interesar el artículo “Mas productos de limpieza que podemos fabricar nosotros mismos”

¿Por dónde empezamos?

Yo empecé mirando mi basura y por primera vez fui verdaderamente consciente de todo el plástico que consumimos. En realidad, pensaba que todo el plástico se recicla, pero no es así. No todos los tipos de plástico se pueden reciclar y para los envases de comida y...